Villa Clara conquista su primer título en la Liga Superior de baloncesto

CIEGO DE ÁVILA.–No había que ser un avezado conocedor del baloncesto para presagiar el indiscutible campeonato de Villa Clara en la final de la Liga Superior (LSB), en la cual vencieron por barrida a unos Búfalos avileños que llegaron más lejos de lo esperado.

El resultado de los juegos (100-70, 108-96, 82-73 y 86-77) demuestra la superioridad de los Lobos, que fueron mejores en todos los renglones del juego y dieron poco margen a sus rivales, detalle que, hasta cierto punto, sorprendió.

Así lo aseguró Carlos Valle, director técnico de los naranjas, quien siempre pensó ganar el título (primero que logran los villaclareños en la LSB), pero no por tan holgado margen. «El cuatro a cero nos sorprendió porque los Búfalos, aunque no son los mismos de años atrás, saben jugar las finales. Mis muchachos supieron batallar y siempre mantuvieron el espíritu y la cohesión», comentó poco después de coronarse.

El técnico dijo que hace años esperaban este resultado, para lo cual se trabajó muy duro en los entrenamientos, y señaló como causa principal de la victoria, la garra y unidad mostrada sobre la cancha.

Y no le faltó razón. Sobre la cancha sus Lobos derrocharon coraje y cohesión, con buena defensa y ataques certeros, pocas pérdidas de balón y gran defensa, liderados por Andy Boffil (anotó más de 90 cartones en la final), el Jugador Más Valioso del torneo, y Joel Cubillas, una de las piezas angulares del quinteto.

Cubillas consideró que su equipo tiene mucho futuro por la juventud y los deseos que pone en cada partido, y añadió que la meta es igualar la actuación de aquellos legendarios Lobos de Leonardo Pérez, que hicieron época en Cuba cuando eran solo cuatro selecciones.

Además, resultaron determinantes Yuniskel Molina, refuerzo matancero que blindó a los villaclareños con altos por cientos de anotación, al igual que el joven Osvaldo Pérez, habilidoso cerca del aro y con buen tiro en la zona interior. Ambos fueron incluidos en el quinteto ideal de la lid, junto al santiaguero Esteban Martínez, el camagüeyano Yordanis Jaca y el avileño Yasser Rodríguez.

Para los Búfalos, el subtítulo puede considerarse de muy bueno, pues a pesar de los traspiés y de tambalearse sobre el estambre, su casta de históricos vencedores los ayudó a venir de atrás, clasificar en último momento y ganar el partido decisivo contra Santiago de Cuba en semifinales.

No obstante, es difícil que a corto plazo consigan emular los resultados de leyenda alcanzados en el presente siglo (nueve coronas y tres subtítulos), para lo cual necesitarán desarrollar nuevas estrellas, sobre todo hombres altos, encargados de dominar sobre las tablas en el camino hacia nuevas conquistas.

Tomado de Granma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *