Miami & Bogotá : Los caminos del terror, la oscura alianza

BOGOTÁ.–El ciudadano de origen cubano y residente en Estados Unidos, Raúl Gutiérrez, confirmó este viernes que fue contratado por la ultraderecha colombiana para atentar contra el presidente de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, Rodrigo Londoño, y el candidato presidencial Gustavo Petro.

Los propósitos de Gutiérrez fueron frustrados con su detención el pasado mes de marzo en Colombia por presuntos nexos con el Estado Islámico (EI).

Pero en entrevista con la radio local desmintió esa versión y aseguró que lo contactaron «el exilio cubano en la Florida y la ultraderecha colombiana».

«Cómo voy a ser yo parte de un movimiento islámico si ni siquiera soy musulmán», dijo Gutiérrez a la prensa.

Subrayó que por seguridad no revelaría los nombres de sus financiadores y dijo que pertenecía a un movimiento «encargado de operaciones militares contra los intereses cubanos en el exterior», y en este caso eran las embajadas cubanas en Bogotá y en Chile, así como al líder desmovilizado de las FARC, alias Timochenko, señaló Gutiérrez en entrevista con W Radio desde la cárcel La Picota, en el sur de la capital.

Según el diario el Espectador, Gutiérrez se disponía a secuestrar al embajador cubano en Colombia.

Entre sus objetivos estaba también el candidato presidencial de izquierda Gustavo Petro, representante del Movimiento Colombia Humana, y quien, según las encuestas, pasaría a disputar la presidencia en una segunda vuelta con el candidato uribista, Iván Duque.

De acuerdo con El Tiempo, Gutiérrez será sometido a un examen mental para obtener rasgos de su personalidad que puedan llevar a una valoración de sus declaraciones.

Tomado de Granma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *