Gudrun Burwitz La hija de Himmler trabajó para los servicios secretos de Alemania en la posguerra

El Servicio Federal de Inteligencia de Alemania (BND, por sus siglas en alemán) confirmó que a principios de la década de 1960 tuvo a su servicio a Gudrun Burwitz, hija del líder nazi Heinrich Himmler, informa el diario alemán Bild.

Bodo Hechelhammer, jefe del departamento de historia del BND, detalló en declaraciones a ese medio que la hija del alto oficial nazi trabajó desde finales de 1961 hasta el otoño de 1963 como secretaria en la agencia de inteligencia, bajo un nombre falso.

En ese periodo, la organización estuvo dirigida por Reinhard Gehlen, un polémico exgeneral alemán de la Segunda Guerra Mundial que también trabajó para la Inteligencia estadounidense después de la guerra y que contrató a muchos exoficiales militares y nazis como espías.

La princesa nazi  en Alemania

La hija de Himmler siempre defendió a su padre —uno de los principales responsables del Holocausto— y fue una nazi convencida hasta su muerte, a los 88 años, el pasado mes de mayo.

Hasta avanzada edad, Burwitz mantuvo contactos con círculos de la ultraderecha alemana y organizaciones neonazis. También apoyó a Stille Hilfe (Ayuda Silenciosa), una organización que ayudaba a los miembros de la SS arrestados, condenados o prófugos, lo que le valió el apodo de “la princesa nazi”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: