Falleció Carilda: ¿Quién dice?

Quién dice que falleció Carilda

Por Félix Edmundo Díaz*

La noticia me despertó hoy como un mazazo en la cabeza y, después de hacer conciencia de la nota, me convencí de que solo podía ser una sensación y tal cual estaba destinada a desaparecer.

Recordé, en sus poemas, a la Carilda provocadora, sensual e irreverente con ‘las pautas anquilosadas’ de una época que, en las letras y el amor, se quedaba detrás o era ella Carilda la adelantada, lo que en realidad numca le importó a sus miles de seguidores.

Recordé a la Carilda fidelísima, misma que llamó Fidel a las palmas, las risas de los niños y a todo lo bueno que sobrevino con la llegada del mes primero de 1959.

Recordé su frescura y el olor a yerba de la llanura Habana – Matanzas, la hermosa ciudad que la escondió como inscrustada en sus puentes y sus gentes.

Recordé que muchos de mi generación, quizá, menos de los que pienso, llegamos tarde a ella, porque nos “fajamos” en el pre con Quevedo y su “Érase un hombre a una nariz pegada…” Bueno, no es momento de buscar culpables porque los que hacían los programas de estudio ya no están. Solo espero que Carilda no vuelva a ser una asignatura pendiente.

Debemos aprovechar que la tenemos, ella sigue aquí en el corazón de los cubanos y los latinoamericanos, y dejarla morir no es una opción, porque “la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”.

Como les dije fue una sensación… ¿quién dijo que falleció Carilda?

Recordé, también, que Carilda había ido un momentito a la misa para arrullar, en la belleza de sus palabras, los oídos se Fidel, Chávez y los demás guerreros que les acompañan.

Carilda vive y vivirá siempre.

* Editor de La Mala Palabra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: